Qué bisturí eléctrico elegir

Un bisturí eléctrico, o electrobisturí, es un dispositivo quirúrgico que utiliza corrientes eléctricas de alta frecuencia (HF) para cortar o coagular el tejido, es decir, para realizar procedimientos de electrocirugía. Consiste en un generador electroquirúrgico que transforma la energía eléctrica en corriente de alta frecuencia y se activa con un comando específico. El generador está conectado al llamado electrodo activo, que entra en contacto con los tejidos creando un efecto térmico. Los bisturíes eléctricos disponen de múltiples funciones y electrodos, que varían según las aplicaciones quirúrgicas.

Ver bistouríes eléctricos

  • ¿Qué tipos de bisturíes eléctricos existen?

    Existen diferentes tipos de bisturíes: bisturíes eléctricos de radiofrecuencia o de alta frecuencia, bisturíes de ultrasonidos y bisturíes de resonancia molecular.

    Bisturí de radiofrecuencia

    • Bisturíes de ultrasonidos: son bisturíes que funcionan con piezas de mano de ultrasonidos y un generador de ondas ultrasónicas. La coagulación se produce cuando los ultrasonidos rompen los enlaces de hidrógeno de las células, mientras que el corte se hace por cavitación.

      Bisturí de ultrasonidos

    • Bisturíes de resonancia molecular:A diferencia de los dispositivos de alta frecuencia, los bisturíes de resonancia molecular utilizan frecuencias que interactúan con el tejido sin producir calor. Esta técnica es menos invasiva,ya que la modificación del tejido se hace únicamente a nivel molecular. Bisturí de resonancia molecular
  • ¿Cuáles son los principales modalidades de funcionamiento de un bisturí eléctrico?

    Los bisturíes eléctricos se utilizan principalmente para cortar o coagular tejidos. El corte y la coagulación pueden realizarse mediante dos técnicas: la técnica monopolar o la técnica bipolar:

    • Técnica monopolar: esta técnica se lleva a cabo mediante un único electrodo activo, que desempeña también la función de electrodo neutro. Este electrodo entra en contacto con el tejido, al que transmite corriente eléctrica de alta intensidad que proviene del generador.Es esta alta concentración de energía en un área pequeña la que logra el efecto deseado. La corriente pasa entonces a través del cuerpo del paciente hasta el electrodo neutro y se cierra así el circuito eléctrico.
      • Ventajas: Adecuado para la desecación de grandes cantidades de tejido.
      • Desventajas: mayor riesgo de electrocución. Para reducir este riesgo, es importante que el electrodo neutro se aplique correctamente. Esta técnica no se puede utilizar con pacientes que tengan un implante de metal o un marcapasos.
    • Técnica bipolar: la corriente de alta frecuencia llega a través de un electrodo activo y sale por el electrodo neutro, sin atravesar el cuerpo del paciente. El instrumento más utilizado para esta técnica es la pinza bipolar, que permite que el electrodo activo y el neutro se coloquen uno frente al otro. La corriente pasa así directamente de una extremidad a la otra de la pinza. El electrodo neutro no tiene aquí ninguna función.
      • Ventajas: técnica más segura que la monopolar, en tanto que no hay riesgo de quemaduras o de electrocución. Es apta para su uso en pacientes que tienen implantado un marcapasos.
      • Desventajas: no apto para la desecación de grandes cantidades de tejido.
  • ¿Qué tipos de cortes y coagulaciones pueden realizarse con las técnicas monopolar y bipolar?

    Técnica monopolar

    Con la técnica monopolar, se puede realizar un corte monopolar puro o con coagulación, que puede ser suave, forzada o por fulguración.

    • Corte monopolar:
      • Corte puro: se obtiene generando una onda sinusoidal pura. El corte de los tejidos requiere una tensión de al menos 200 Vp entre el electrodo activo y el tejido.
      • Corte con coagulación: la hemorragia inducida por esta técnica es menor que la inducida por el corte monopolar puro. El corte es limpio y puede elegirse la profundidad de la coagulación. Este corte se obtiene aumentando la tensión Vp e incluyendo los considerados silencios en los trenes de ondas de alta frecuencia. Estos silencios permiten una mejor difusión del calor y por lo tanto favorecen la hemostasia.
    • Coagulación monopolar:
      • Coagulación suave: la tensión entre el electrodo activo y el tejido es inferior a 200 Vp. Se obtiene una coagulación lenta y profunda.
      • Coagulación forzada: la tensión de salida es alta (hasta kVp). La coagulación es más rápida, pero menos profunda que la coagulación suave.
      • Coagulación por fulguración: la tensión de salida es muy alta (4 kVp). La desecación del tejido se logra sin que el electrodo activo entre en contacto con el tejido («coagulación sin contacto»). Esta técnica se utiliza ampliamente para coagular grandes áreas de tejido o para detener una hemorragia difusa (por ejemplo, para la coagulación del esternón), pero también para realizar cortes en medio líquido (por ejemplo, para la resección transuretral).

    Técnica bipolar

    La técnica bipolar permite realizar tanto cortes como coagulaciones bipolares.

    • Corte bipolar:es una técnica bastante reciente que se ha desarrollado con el creciente uso de la cirugía endoscópica. El desarrollo de esta técnica, más segura que el corte monopolar, ha llevado al desarrollo de instrumentos de corte bipolares. El principio de funcionamiento del bisturí es similar al del corte monopolar, salvo que la corriente solo circula entre dos electrodos muy próximos entre sí. El riesgo de que el paciente sufra quemaduras es casi inexistente, no hay prácticamente ninguna corriente de fuga y la interferencia con los marcapasos es mínima.
    • Coagulación bipolar:se trata de una técnica ampliamente utilizada, frecuentemente en procedimientos quirúrgicos complejos. En general, se utilizan pinzas bipolares, cuyas puntas deben mantenerse limpias durante la operación para evitar que se adhieran al tejido y causen una nueva hemorragia al ser retiradas. Al igual que en la coagulación suave, se utilizan tensiones bajas y estabilizadas (< 200 Vp).
  • ¿Qué intervenciones quirúrgicas pueden realizarse con electrocirugía?

    Los bisturíes eléctricos se utilizan en numerosas intervenciones quirúrgicas, como la cirugía endoscópica, cardíaca, dental y estética.

    • Cirugía endoscópica: en este tipo de cirugía de invasión mínima, cada vez más frecuente, el corte se realiza por electroquirurgia bipolar.
    • Cirugía cardíaca: en la cirugía cardíaca y la cirugía hepática, la fulguración es la técnica más utilizada.
    • Cirugía dental u oral: la electrocirugía se utiliza para eliminar tumores exofíticos de tejidos blandos de la cavidad oral o para detener la hemorragia de la cavidad oral.
    • Cirugía estética o dermatológica: la electrocirugía se utiliza para la eliminación de piel, la depilación eléctrica y el tratamiento de la cuperosis mediante la técnica de electrocoagulación.
  • ¿Qué electrodos se utilizan en la electrocirugía?

    Los electrodos se clasifican principalmente según sus funciones. Existen electrodos neutros, de corte, de coagulación, de desecación y de electrotomía.

    • Electrodos neutros: se utilizan únicamente en la electrocirugía monopolar. Deben aplicarse en toda la superficie activa. Pueden ser de un solo uso o reutilizables.
    • Electrodos de corte
    • Electrodos de coagulación: para la coaguación monopolar, se utilizan electrodos de bola, electrodos de cuchillo o electrodos de lanceta, mientras que para la coagulación bipolar se utilizan pinzas bipolares, que pueden tener varias formas.
    • Electrodos de desecación
    • Electrodos de electrotomía: pueden ser de lámina, de aguja o de asa.
  • ¿Cuáles son los riesgos asociados al uso de un bisturí eléctrico?

    El uso de un bisturí eléctrico puede comportar riesgos tanto para los pacientes como para los cirujanos y terceros. Cabe señalar que los generadores de alta frecuencia y sus accesorios están sujetos a las normas relativas al equipo técnico que comporta los siguientes riesgos específicos:

    • Quemaduras provocadas por el uso de corriente de alta frecuencia. Atención: las escaras causadas por la posición del paciente durante la operación pueden confundirse con quemaduras.
    • Incendiocausado por la presencia delíquidos o gases combustibles en el quirófano.
    • Riesgos eléctricos por conexión defectuosa con otros dispositivos.
    • Problemas técnicos con equipos o accesorios defectuosos.
  • ¿Qué factores inciden en el efecto térmico del bisturí?

    El efecto térmico del bisturí depende de los siguientes factores:

    • Intensidad de la corriente y potencia de salida.
    • Grado de modulación: se trata de la forma de los impulsos de la corriente de alta frecuencia, que dependen del propio generador y de los parámetros regulables del bisturí eléctrico. El grado de modulación puede tener influencia en la eficacia del corte o la profundidad de la coagulación.
    • Forma del electrodo: la forma del electrodo determina la concentración de las líneas de campo en el punto de aplicación y, en consecuencia, incide en la temperatura del área y en el resultado.
    • Estado del electrodo activo: de acuerdo con la ley de Joule, los efectos dependen de la resistencia existente. Además de la resistencia física del tejido biológico, también hay que tener en cuenta la resistencia causada por los residuos potencialmente presentes en el electrodo activo. Por esta razón, es esencial limpiar siempre bien los electrodos antes y después de cada utilización.
    • Velocidad de corte y duración de la intervención.
    • Características de los tejidos: la capacidad de resistencia de los tejidos varía según su fisiología.
Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *