The online medical device exhibition

Qué carro camilla elegir

Los carros camilla combinan una camilla y un carro en una única unidad. Permiten transportar, por ejemplo, a pacientes enfermos o heridos, en posición horizontal o incluso sedente. Se utilizan principalmente en hospitales o centros de salud para trasladar a los pacientes de un servicio a otro. También se utilizan en el exterior, en particular en ambulancias, para transportar a los pacientes a los establecimientos médicos.

Los carros camilla se distinguen por el tipo de aplicación, la ergonomía y sus prestaciones específicas.

Ver carros camilla

  • ¿Cuántos tipos de carros camilla existen?

    Carro camilla para ambulancia de la marca ROYAX

    Optar por un carro camilla u otro dependerá de su aplicación. Se pueden mencionar cinco aplicaciones principales: urgencias, traumatología, servicios mortuorios, neonatología y oftalmología.

    • Carros de emergencia (o de rescate): suelen ser menos voluminosos y más fáciles de manejar para facilitar la carga y descarga en la ambulancia.
    • Carros de traumatología: disponen de todas las funciones necesarias para el transporte de pacientes con traumatismos, ya sea en los servicios de urgencias, de radiología o de reanimación.
    • Carros mortuorios: sirven para transportar cadáveres dentro de la morgue.
    • Carros de neonatología: se utilizan para el transporte de incubadoras.
    • Carros de oftalmología: se destinan para la gestión rápida de actos oftalmológicos ambulatorios.

    Cabe señalar que algunos carros camilla presentan características muy específicas, como los carros pediátricos, los carros bariátricos o los carros destinados a los servicios de radiología e IRM. En este último caso, existen carros radiotransparentes o carros amagnéticos, que evitan tener que mover al paciente para realizar el examen.

    Principales tipos de carros camilla:

    • Carros de emergencia.
    • Carros de traumatología.
    • Carros mortuorio.
    • Carros de neonatología.
    • Carros de oftalmología.
  • ¿De qué funciones disponen los carros camilla?

    Carro camilla de transporte de la marca Malvestio

    La mayoría de los carros camilla ofrecen opciones de ajuste y funciones que es importante considerar, como la altura variable, el respaldo ajustable, la inclinación del ángulo o la opción de carro autocargable. En estos casos, se requerirá una fuente de energía (mecánica, neumática, hidráulica, eléctrica) para operar el mecanismo.

    • Altura variable: los carros camilla permiten ajustar la altura para que el personal sanitario pueda intervenir con la posición más idónea.
    • Respaldo ajustable: esta característica proporciona una mayor comodidad al paciente en posición semisentada o sentada.
    • Inclinación del ángulo: algunos carros permiten inclinar la camilla para alcanzar una posición de Trendelenburg —el paciente se acuesta de espaldas con los miembros inferiores a mayor altura respecto de su cabeza—, o una posición de Trendelenburg invertido —los miembros inferiores están más bajos que su cabeza—. Por lo general, el accionamiento se lleva a cabo mediante un pedal.
    • Carros autocargables: esta característica ayuda a reducir las maniobras del personal durante las operaciones de carga o descarga en la ambulancia durante las intervenciones de emergencia o rescate. Con solo pulsar un botón, la parte amovible se separa del carro, incluso dentro de la ambulancia. Esto permite que la camilla, el carro y la superficie rígida se utilicen de forma independiente y con extrema simplicidad.
  • ¿Qué modelo de carro camilla elegir?

    Será importante atender a cinco puntos principales relacionados con aplicación y la frecuencia de uso: la capacidad de carga, la facilidad de mantenimiento, el número de secciones de la cama, el sistema de dirección y frenado y la compatibilidad con los accesorios.

    • Capacidad de carga: la capacidad de carga es la carga máxima que puede soportar el carro camilla. Es un aspecto extremadamente importante, sobre todo para casos de pacientes que sufran de obesidad.
    • Facilidad de mantenimiento y limpieza: la facilidad de mantenimiento y limpieza es otro aspecto relevante, especialmente si está considerando un uso intensivo del carro camilla o una utilización en ambientes con alto riesgo de salpicaduras —para urgencias, rescate, quirófano, morgue, etc.—.
    • Número de secciones de la cama: el número de secciones de la cama puede variar entre uno y cuatro, según el modelo. Cuantas más secciones haya, mayor será la comodidad del paciente.
    • Sistema de dirección y frenado: el sistema de dirección y frenado permitirá una maniobrabilidad óptima de la camilla. Algunos modelos ofrecen, por ejemplo, una dirección con seis ruedas motrices o un sistema de frenado activo con palanca.
    • Compatibilidad con los accesorios: los accesorios permiten adaptar los carros camilla a diferentes situaciones. Existen, entre otros, rieles de fijación para portasueros o barreras laterales retráctiles o plegables que facilitan el acceso a los pacientes durante los actos médicos o los traslados.
  • ¿Qué accesorios debe incluir un carro camilla?

    Los accesorios de los que puede disponer un carro camilla son variados. Por ejemplo:

    • Un portasueros, para perfusiones durante el traslado del paciente.
    • Barreras laterales, para reforzar la seguridad del paciente y evitar el riesgo de caídas.
    • Un pesapersonas integrado.
    • Un soporte para botellas de oxígeno.
    • Correas de fijación, para evitar movimientos bruscos del paciente.
    • Un reposacabezas ajustable.
Related guides
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
No comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *