The online medical device exhibition

Qué prótesis auditiva elegir

Las prótesis auditivas, o audífonos, son dispositivos médicos extraíbles que amplifican un espectro específico de frecuencias de sonido para atenuar o corregir la discapacidad de una persona con hipoacusia.

Ver prótesis auditivas

  • ¿Qué tipos de prótesis auditivas existen?

    Prótesis auditiva RIC de la marca Signia

    Prótesis auditiva RIC de la marca Signia

    Existen varios tipos de prótesis auditivas que se adaptan a las preferencias estéticas del usuario, sus necesidades diarias, su presupuesto y su grado de discapacidad.

    Prótesis retroauriculares: se colocan detrás del pabellón auricular. El sonido viaja desde el micrófono situado en la carcasa hasta el canal auditivo a través de un tubo de silicona conectado a un auricular —open-fit—, o a través de un cable conectado a un micrófono insertado en el canal auditivo (RIC). Estos dispositivos, aun siendo visibles, ganan puntos por su potencia y su robustez. Existe una subcategoría, los mini BTE, más pequeños y menos potentes que las prótesis retroauriculares tradicionales.

    Prótesis auditiva CIC de la marca Phonak

    Prótesis auditiva CIC de la marca Phonak

    Prótesis intrauriculares: estas prótesis se fabrican a medida y se colocan directamente en el conducto auditivo.

    • ITE (In The Ear): estas prótesis son visibles, fáciles de manejar y el riesgo de resultar dañadas es bajo. Son ideales para personas con pérdidas auditivas severas o pacientes que buscan un dispositivo fácil de usar y menos frágil.
    • ITC (In The Canal): son más discretas que las anteriores, tienen una pila más pequeña y, por tanto, menor autonomía. Son muy potentes, aunque siguen siendo más visibles que las CIC y las IIC.
    • CIC (Complete In Canal): están hechas también a medida y requieren una colocación más profunda en el conducto auditivo. Son pequeñas y potentes, pero a su vez muy frágiles.
    • IIC (Invisible In the Canal): su ubicación en el oído es aún más profunda, a pocos milímetros del tímpano. Son totalmente invisibles y muy frágiles.
  • ¿Cuál es la vida útil de una prótesis auditiva?

    Prótesis auditiva estanca de la marca Oticon

    Prótesis auditiva estanca de la marca Oticon

    Como cualquier dispositivo electrónico, la vida útil de las prótesis auditivas es limitada. Algunos estudios muestran que pueden durar entre cuatro y cinco años si se usan todos los días. Aparte de la vida útil de la pila, que se puede sustituir, la vida útil real dependerá de varios factores:

    • Frecuencia de uso: los audioprotesistas aconsejan a los pacientes llevarlos entre siete y ocho horas al día. Tenderán a desgastarse más rápidamente si los tiempos de utilización son mayores.
    • Calidad del mantenimiento: se aconseja no exponerlos al calor y a la humedad —incluso si se supone que son estancos—, así como a ciertos productos químicos o cosméticos. Es igualmente importante limpiarlos con regularidad.
    • Fiabilidad del modelo: dependerá, entre otros, del fabricante, del tipo de prótesis, de las opciones (impermeable, resistente al polvo, etc.).
  • ¿Cuáles son los componentes de una prótesis auditiva?

    La gran mayoría de las prótesis auditivas constan de los siguientes componentes: micrófono, procesador y auricular.

    • Los micrófonos: el micrófono es la entrada del circuito. Capta las ondas sonoras que llegan al oído del paciente y las convierte en señales eléctricas. Existen dos configuraciones para el micrófono:
      • Sistema omnidireccional: el micrófono capta todas las señales de sonido independientemente de su fuente. Pueden ser poco recomendables en entornos ruidosos como restaurantes, por ejemplo, porque el oído interno del paciente tendrá más dificultades para identificar todos estos sonidos.
      • Sistema direccional: esta configuración favorece todas las señales sonoras de procedencia frontal, es decir, las del interlocutor —o fuente sonora—. El ruido procedente de los laterales y la parte trasera será menos audible. Este sistema es más idóneo en entornos ruidosos porque mejora la comprensión.
    • El procesador: este microchip es el corazón de la prótesis auditiva. Recoge las señales eléctricas digitales del micrófono y las procesa de acuerdo con las características del dispositivo, los ajustes y el análisis del ruido ambiente. El procesador se encarga de:
      • Filtrar la señal reduciendo o incluso anulando algunas frecuencias no deseadas y seleccionando las frecuencias útiles.
      • Amplificar la señal eléctrica.
      • Eliminar el efecto Larsen
    • El auricular: situado en la salida del circuito, transforma de nuevo la señal eléctrica en una onda sonora y permite así transmitir el sonido procesado por el dispositivo a los oídos del usuario. Es el componente que se sustituye con más frecuencia en las prótesis auditivas porque puede estar expuesto a la humedad o al cerumen, dependiendo de si se trata de prótesis retroauriculares o intrauriculares.

    La gran mayoría de las prótesis auditivas constan de los siguientes componentes:

    • Micrófono.
    • Procesador.
    • Auricular.
  • ¿Qué prótesis auditiva es más adecuada para cada tipo de pérdida auditiva?

    Para responder a esta pregunta, habrá que tener en cuenta dos parámetros: el tipo de pérdida auditiva y si es unilateral o bilateral.

    • Tipo de sordera: de percepción o de conducción.
      • Sordera de percepción —o hipoacusia neurosensorial—: Este tipo de sordera se debe principalmente a una disfunción del oído interno —cóclea— o del nervio coclear. Algunas sorderas son causadas por los centros de audición cerebrales; si bien, son muy excepcionales. En cualquier caso, se trata de un tipo de sordera a menudo permanente y que puede corregirse con prótesis auditivas o implantes cocleares.
      • Sordera de conducción: Este tipo de sordera, menos grave que la anterior, está relacionada con daños en el oído externo —tapón de cerumen en el conducto, por ejemplo—, el tímpano —perforación del tímpano— o los osículos auditivos —en el caso de una otitis serosa, entre otros—. El paciente tendrá dificultad para percibir sonidos graves y poco intensos, como voces tenues o susurros. Cabe señalar que un oído puede sufrir de sordera neurosensorial y de conducción al mismo tiempo, lo que da lugar a una sordera mixta.
    • Sordera unilateral o bilateral: La sordera puede afectar solo a un oído —unilateral— y requerir, por lo tanto, una única prótesis auditiva. Puede afectar igualmente a ambos oídos —bilateral—. En este caso, puede ser:
      • Simétrica: afecta a ambos oídos con la misma intensidad. Puede utilizarse el mismo tipo de prótesis auditiva, con la mismas características, en ambos oídos.
      • Asimétrica: más intensa en un lado que en el otro. Se necesitarán dos prótesis auditivas, adaptadas según el grado de sordera de cada oído.
Related guides
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
No comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *