Cómo elegir el reactivo adecuado

Los reactivos son sustancias que se utilizan para desencadenar una reacción química. Tienen muchas aplicaciones. En el ámbito médico, se utilizan en muestras, por ejemplo en pruebas diagnósticas, o para identificar sustancias concretas en una mezcla.
Los reactivos pueden adoptar varias formas (principalmente sólidos o líquidos) y ser de varios tipos. Las reacciones que desencadenan son variadas y específicas del reactivo: cambio de color, liberación de gas, formación de un precipitado, etc.

Ver nuestros reactivos

  • ¿Cuáles son los distintos tipos de reactivos?

    Hay que distinguir entre reactivos y reactantes. Los reactivos (o sustratos) se consumen durante la reacción química, mientras que los reactivos se utilizan para iniciar la reacción o comprobar si se produce. En otras palabras, los reactantes son los elementos que intentamos identificar o medir en una reacción química. Según el tipo de aplicación, un mismo compuesto puede definirse como reactivo o reactivo. Aquí tienes los principales tipos de reactivos:

    • Disolventes
    • Catalizadores
    • Ácidos
    • Bases (o hidróxidos)
    • Alcoholes

    Los disolventes se utilizan para diluir o disolver los reactivos, para obtener la solución reactiva. Los catalizadores se utilizan para acelerar las reacciones químicas. En presencia de una solución acuosa, los ácidos pueden ceder uno o varios protones. A diferencia de los ácidos, las bases en disolución acuosa pueden captar uno o varios protones. El pH de las soluciones tampón varía muy poco. Por último, los alcoholes son ácidos débiles, que pueden liberar un protón. Pueden utilizarse como disolventes o combustibles, en particular el etanol.

    Solución tampón marca Fujifilm

  • ¿Cuáles son las posibles aplicaciones de un reactivo?

    Los reactivos se utilizan generalmente en los laboratorios, pero también están disponibles en forma de kit para su uso sobre el terreno. Tienen muchas aplicaciones. Entre ellos

    • Exámenes toxicológicos

    Los reactivos son los componentes básicos de los kits de pruebas clínicas utilizados para detectar diversas enfermedades (como el Covid-19, por ejemplo) o para pruebas de embarazo.

    En las pruebas de detección de drogas, los reactivos se calibran para que reaccionen a un determinado umbral de presencia de la droga de interés. Si se supera el umbral, el resultado es positivo. Las drogas analizadas incluyen cannabis, opiáceos (heroína, morfina), cocaína, crack, anfetaminas, etc. Las principales circunstancias en las que puede realizarse este tipo de prueba son las pruebas de drogas en carretera, los accidentes de tráfico, la lucha contra el dopaje, la implicación en una infracción de tráfico o las pruebas en la empresa.

    Los reactivos también pueden utilizarse para pruebas medioambientales como el análisis del agua (agua limpia, aguas residuales, efluentes industriales) y el análisis del suelo.

    Los reactivos también sirven para pruebas de determinación de parámetros de pH y gases sanguíneos, por ejemplo, o para mediciones de electrolitos.

    Los reactivos también se utilizan en pruebas alimentarias, por ejemplo para determinar el valor nutritivo y la calidad de ciertos alimentos. También se utilizan para detectar la presencia de contaminantes importantes, como pesticidas y metales pesados, con el fin de garantizar la seguridad alimentaria. Esto se aplica a los sectores de la alimentación, la bebida y la agricultura.

    Reactivo de control de calidad de la marca RANDOX

    Reactivos ERBA Diagnostics para el análisis de la coagulación

  • ¿Cuáles son los criterios de calidad de un reactivo?

    Los tres principales criterios de calidad de un reactivo son su pureza, su envasado y su caducidad. Esto garantiza su estabilidad química. Varios factores pueden alterar esta estabilidad química, como las variaciones de temperatura, la humedad, los microorganismos (bacterias) o la exposición a la luz.

    • Pureza: existen distintas clases de reactivos en función de su pureza:
      • Químicamente puro
      • Puro para el análisis
      • Espectralmente puro
      • Puro
      • Técnicas
    • Envasado: los reactivos pueden envasarse como soluciones a granel o polvos en viales. El frasco debe abrirse durante muy poco tiempo y volver a taparse inmediatamente después de su uso para reducir el riesgo de contaminación. Nunca vuelvas a poner en el mismo recipiente el reactivo que hayas sacado de un recipiente.
    • Caducidad: Para garantizar la máxima caducidad, los reactivos deben almacenarse en un lugar fresco (por debajo de 25 °C), seco y oscuro. Algunos necesitan refrigeración. La caducidad deja de ser válida una vez abierto el envase, ya que los contaminantes presentes en la atmósfera pueden penetrar en el vial y reaccionar con el reactivo que queda dentro.

    Hay 3 criterios principales de calidad de un reactivo:

    • Pureza
    • Envases
    • Caducidad
  • ¿Cómo se almacenan los reactivos?

    Como hemos visto, los reactivos deben almacenarse generalmente en un entorno frío, seco, oscuro y seguro. Éstas son las principales recomendaciones para la conservación:

    • Lugar frío: las variaciones de temperatura son perjudiciales para la estabilidad química. También es importante prestar atención a la temperatura de almacenamiento, ya que las altas temperaturas pueden provocar y acelerar reacciones químicas peligrosas. Pueden utilizarse frigoríficos o congeladores de tipo científico o médico para almacenar reactivos.
    • Lugar seco y oscuro: la humedad y la exposición a la luz son factores que pueden afectar a la estabilidad química de los reactivos. Se recomienda guardarlos en armarios cerrados, al abrigo de la luz y la humedad.
    • Almacenamiento seguro: los líquidos y sólidos peligrosamente reactivos deben almacenarse de acuerdo con la normativa de salud y seguridad en el trabajo y los códigos de construcción y seguridad contra incendios específicos del lugar de trabajo. Según el tipo de reactivos, estos armarios de almacenamiento también deben ser a prueba de explosiones, a prueba de fuego y a prueba de corrosión.
  • ¿Cuáles son los peligros del uso de reactivos?

    El uso de reactivos presenta una serie de riesgos relacionados con la naturaleza de los productos reactivos utilizados. En general, es aconsejable disponer de la Hoja de Datos de Seguridad (MSDS) de los reactivos. Pueden ser fuente de varios tipos de peligro:

    • Riesgo de quemaduras o incendio ;
    • Riesgo de explosión ;
    • Riesgo de corrosión ;
    • Riesgo de intoxicación.
  • ¿Qué precauciones hay que tomar para evitar situaciones peligrosas?

    Deben tomarse ciertas precauciones para evitar situaciones peligrosas. Lo importante es disponer de los sistemas y dispositivos de seguridad adecuados. Entre ellos

    • Alarmas
    • Dispositivos contra incendios
    • Interruptores automáticos
    • Actualizar los procesos para dar prioridad a los menos peligrosos
    • Sistemas de ventilación para eliminar los materiales reactivos peligrosos transportados por el aire
    • Sistemas de cierre para garantizar que sólo el personal formado y autorizado tenga acceso a las zonas de almacenamiento
GUÍAS DE COMPRA RELACIONADAS
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *