Qué tensiómetro elegir

Los tensiómetros son dispositivos médicos que miden la presión arterial sistólica y diastólica de manera no invasiva.

Ver tensiómetros

  • ¿Qué tipos de tensiómetros existen?

    Tensiómetro electrónico de brazo de la marca OMRON

    Existen dos principales tipos de tensiómetros: electrónicos o manuales.

    Tensiómetros electrónicos: estos tensiómetros miden automáticamente la presión arterial y muestran los resultados en un visualizador digital. Se utilizan principalmente para la automedición, pero los profesionales de la salud están recurriendo a ellos cada vez con más frecuencia. Existen dos tipos principales de tensiómetros electrónicos:

    • De brazo: estos dispositivos están compuestos por un manguito y un manómetro digital y son muy fáciles de utilizar. La medición con un tensiómetro de brazo puede resultar más dolorosa que con un tensiómetro de muñeca.
    • De muñeca: estos dispositivos disponen de un manguito que se coloca alrededor de la muñeca. La carcasa del manómetro está montada directamente en el manguito o brazalete. Estos dispositivos son ideales para pacientes que viajan a menudo.
    Tensiómetro con manómetro en el manguito de la marca Spengler

    Tensiómetro con manómetro en el manguito de la marca Spengler

    Tensiómetros manuales: estos tensiómetros se reservan a los profesionales de la salud. Permiten medir la presión arterial del paciente a través del método auscultatorio. Se utilizan con un estetoscopio y un manguito inflable conectado a un manómetro de aguja. Hay dos tipos:

    • Con manómetro en el manguito: estos tensiómetros son los primeros del mercado. El manómetro reposa en el manguito o brazalete y los valores de presión se leen gracias a la esfera y su aguja. Muchos profesionales utilizan este tipo de dispositivos por su alta precisión. Sin embargo, debido a su peso, los tensiómetros con manómetro en el manguito pueden resultar más difíciles de colocar en niños o ancianos. Por tanto, los pediatras y geriatras tienden a decantarse por tensiómetros más ligeros con un manómetro independiente, separado del manguito o brazalete.
    • Con manómetro en la pera: estos tensiómetros son los más populares. El manómetro ya no reposa en el manguito o brazalete, sino en la pera. La pera es la parte del dispositivo que permite inflar el manguito o brazalete para tomar la presión arterial. A diferencia de los tensiómetros con manómetro en el manguito, los tensiómetros con manómetro en la pera permiten cambiar el manguito o brazalete rápidamente para adaptarse a la morfología del paciente con solo extraer el tubo que conecta el manómetro con el manguito o brazalete. Esto representa una enorme ventaja para los médicos que atienden a personas de todas las edades y corpulencias en su consultorio.
  • ¿Tensiómetro manual o electrónico?

    Tensiómetro digital de muñeca de la marca Beurer

    Tensiómetro electrónico de muñeca de la marca Beurer

    Ambos modelos presentan ventajas y desventajas.

    Tensiómetros electrónicos: los dispositivos electrónicos hacen mucho más fácil la lectura de la presión arterial. Son completamente autónomos, por lo que también se conocen como autotensiómetros. Bastará con colocar el manguito o brazalete y presionar el botón de encendido. El dispositivo inflará automáticamente el manguito o brazalete e indicará la presión arterial sistólica y diastólica en la pantalla digital. Ambos coeficientes se acompañan de los resultados de lectura del pulso. Asimismo, algunos modelos ofrecen otras prestaciones, como la detección de arritmias. Además, la memoria del dispositivo permite visualizar las mediciones anteriores, lo que lo hace más adecuado para la automedición en pacientes cuyo seguimiento requiere mediciones regulares de la presión arterial.

    • Tensiómetros de muñeca: estos tensiómetros son más ligeros y fáciles de transportar que los modelos de brazo, lo que facilita la automedición, especialmente para las personas que viajan con frecuencia. No obstante, su medición es a menudo menos precisa que la de otros tensiómetros.
    • Tensiómetros de brazo: los tensiómetros de brazo garantizan la fiabilidad de las mediciones y son adecuados tanto para la automedición en casa como para una utilización en consultorios.
    Tensiómetro con manómetro en la pera de la marca Spengler

    Tensiómetro con manómetro en la pera de la marca Spengler

    Tensiómetros manuales: los tensiómetros manuales se reservan para uno uso exclusivo por personal médico. Son más precisos, aunque requieren un perfecto dominio del procedimiento de medición, que es totalmente manual.

    • Tensiómetros con manómetro en el manguito: su principal ventaja es la exactitud de sus mediciones. Son más cómodos para los médicos por cuanto no tendrán que sostener el manómetro. En cambio, son los pacientes los que sostendrán el manómetro en el brazo, por lo que resultan menos ergonómicos en bebés o personas de avanzada edad.
    • Tensiómetros con manómetro en la pera: estos tensiómetros son más ligeros en lo que se refiere al manguito o brazalete y, por consiguiente, más cómodos para el paciente. Asimismo, son más fáciles de colocar y el manguito o brazalete se puede cambiar con facilidad —a diferencia de los tensiómetros con manómetro en el manguito—, también en caso de desgaste o rotura.
  • ¿Qué otros criterios deben tenerse en cuenta a la hora de elegir un tensiómetro?

    El tipo de dispositivo —ver preguntas 1 y 2— o las características específicas del manguito o brazalete —circunferencia, rigidez, cuerpo alveolado, etc.-—.

    Los modelos electrónicos pueden ofrecer:

    – Detección de arritmias.
    – Detección de movimiento.
    – Indicación de la hipertensión.
    – Almacenamiento de mediciones anteriores.

  • ¿Qué características presentan hoy los dispositivos electrónicos?

    Los tensiómetros electrónicos conectados están siendo cada vez más populares y son perfectos para la automedición. Son fáciles de usar y ahorran espacio, y también ofrecen la posibilidad de transferir los resultados por wifi o Bluetooth a un teléfono inteligente, tableta o PC. Dan lugar así un seguimiento más completo del paciente —regularidad de las mediciones, comparación y evolución de la tensión arterial— y permiten compartir los resultados de las mediciones con un médico.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *