Qué glucómetro elegir

Los glucómetros son dispositivos que miden la concentración de glucosa en sangre —glucemia—. Se utilizan en pacientes con diabetes para controlar los niveles de azúcar y regular las inyecciones de insulina. En el procedimiento se utilizan tiras reactivas sobre las que se deposita una pequeña cantidad de sangre, para someterlas a continuación a la lectura del dispositivo. Si bien, en los últimos años han surgido alternativas menos invasivas y menos restrictivas.

Dada la prevalencia de diabetes en todo el mundo, la evolución de los dispositivos de monitorización de la glucosa en sangre es hoy un desafío para la salud mundial.

Cabe señalar que también existen modelos para uso veterinario.

Ver glucómetros

  • ¿Cómo se utiliza un glucómetro?

    OneTouch Verio Flex de Lifescan

    Existen tres tipos de glucómetros: invasivos, no invasivos y en continuo.

    Glucómetros invasivos: para la toma de muestras de sangre para la medición se recurre a un disparador de lancetas, a las lancetas correspondientes y a tiras. Estos elementos suelen venderse en kit con el glucómetro. Las tiras y lancetas se compran en farmacias. Aunque son menos prácticos para el usuario, los glucómetros de tiras son los más precisos.

    GlucoWise™

    Glucómetros no invasivos —o mínimamente invasivos—: en los últimos años, han aparecido en el mercado varios glucómetros con sensores físico-químicos que se colocan en el área de medición, en el brazo por lo general.

    Se realiza un barrido sobre dichos sensores con el lector para obtener la concentración de glucosa en sangre casi instantáneamente. Esto representa una revolución para las personas con diabetes que ya evita que tengan que punzarse o comprar tiras y lancetas. No obstante, la oferta en el mercado es limitada y los resultados de estos sistemas demuestran que es difícil igualar la precisión de los dispositivos más invasivos. A esto se suma que los sensores pueden despegarse de la piel.

  • ¿Qué criterios priman en el momento de adquirir un glucómetro?

    Decantarse por un glucómetro u otro dependerá de las necesidades de cada paciente. Antes de comprar un glucómetro, será necesario tener en cuenta varios factores, como la facilidad de uso y transporte, las unidades de medición de la glucosa en sangre mostradas o la presencia de un chip de codificación.

    • Facilidad de uso: la interfaz del glucómetro debe ser intuitiva y mostrar claramente los resultados y su descripción. Algunos modelos disponen de una pantalla táctil, cómoda y fácil de usar. El dispositivo debería tener unas dimensiones y una forma ergonómicas para la mano.
    • Facilidad de transporte: dado que el paciente necesita poder proceder a la medición en cualquier lugar y a cualquier hora del día, la facilidad de transporte del dispositivo es de gran importancia. Los pacientes tenderán a eligir los modelos más compactos y ligeros. Además, el peso cobra suma importancia en el caso de los pacientes más jóvenes.
    • Unidades de medición de la glucosa en sangre: dependiendo del modelo de glucómetro, los resultados se visualizarán en g/l, mg/dl o mmol/l, algo que puede inducir a error al paciente diabético si no se presta atención a la unidad de medida seleccionada —en el caso de medidores que ofrecen la posibilidad de escoger entre varias unidades de medición—. La conversión de mg/dl a g/l se obtiene dividiendo el valor por 100. Por ejemplo, si el medidor está configurado en mg/dl y muestra un resultado de 123, esto significa que el paciente tiene un nivel de glucemia capilar de 1,23 g/l. La conversión de mmol/l a g/l se obtiene multiplicando el valor en mmol/l por 0,18.
    • Presencia de un chip de codificación: algunos glucómetros deben utilizarse con el chip específico que incluye cada paquete de tiras, el cual se desechará cuando se termine dicho paquete. Si no se respeta este principio, los resultados arrojados por el glucómetro podrían ser erróneos. Cuando se recurra a estos glucómetros, habrá que asegurarse antes de cada medición de que el código mostrado corresponde al código inscrito en el paquete de tiras. Si no es el caso, los resultados de medición no podrán considerarse fiables. Existen también modelos que no requieren el reconocimiento de códigos para garantizar la calidad de los resultados.

    Principales criterios a la hora de adquirir un glucómetro:

    • Utilización sencilla.
    • Transporte fácil.
    • Unidades de medición.
    • Presencia de un chip.
  • ¿Cuáles son los principios de medición de la glucosa en sangre?

    En la actualidad, existen varias tecnologías de medición. Se basan principalmente en principios electroquímicos —enzimáticos— y se dividen en tres categorías:

    • Mediante glucosa oxidasa.
    • Mediante glucosa deshidrogenasa.
    • Mediante glucosa oxidorreductasa.

    Los resultados obtenidos pueden variar dependiendo de la tecnología utilizada. Por consiguiente, será muy importante utilizar tiras compatibles con la tecnología del glucómetro.

    Del mismo modo, los tratamientos de los pacientes pueden interferir con estas tecnologías. Por ejemplo, la oxigenoterapia interfiere con la tecnología basada en la glucosa oxidasa. La maltosa y la galactosa interfieren con la glucosa oxidorreductasa, al igual que los polisacáridos u oligosacáridos de las soluciones de perfusión. La maltosa puede estar presente en altas concentraciones en la sangre, ya sea por aportación directa —preparados de inmunoglobulinas— o como resultado de la metabolización —entre otros, de la icodextrina, utilizada en la diálisis peritoneal—.

    El riesgo de sobreestimación de la concentración de glucosa en sangre es, por tanto, muy alto y no debe tomarse a la ligera. Muy a menudo, los glucómetros que pueden verse afectados por dichas interferencias advierten de los riesgos y prohiben, por ejemplo, su utilización en caso de diálisis peritoneal.

  • ¿Qué opciones y avances ofrece la monitorización de la glucosa en sangre?

    Algunas funciones hacen que la utilización de los glucómetros sea mucho más ergonómica, como la conexión inalámbrica o la función vocal, al igual que los modelos multiparamétricos. En términos de evolución, se están llevando a cabo investigaciones para desarrollar páncreas artificiales.

    • Modelos inalámbricos: estos dispositivos permiten enviar los datos a una plataforma de monitorización a distancia —telemonitorización—. Esta función es esencial para la supervisión continua.
    • Modelos con modo parlante —con función vocal—: estos dispositivos han sido especialmente diseñados para personas que sufren de alguna deficiencia visual. Su utilización es fácil e higiénica. No requieren codificación manual alguna, lo que facilita las pruebas y evita errores. Las instrucciones habladas paso a paso también contribuyen a la total autonomía de los usuarios invidentes o con visión parcial. Al insertar la tira, el medidor se pone en marcha automáticamente.
    • Modelos multiparamétricos: estos dispositivos ofrecen, además de la medición de la glucosa en sangre, la medición de otros parámetros como la temperatura corporal, el colesterol, la cetonemia o el lactato.

    Será importante disponer de un kit de diabetes compatible con el dispositivo. Por lo general, incluyen un disparador de lancetas, lancetas, tiras y un estuche de transporte.

    • Páncreas artificial, ¿el tratamiento del futuro para los diabéticos?

    El siguiente paso para el tratamiento de las personas con diabetes tipo 2 es la creación de un páncreas artificial. La investigación y los ensayos clínicos en curso tienen como objetivo crear un sistema que, a través de una tableta o un teléfono inteligente, permita monitorizar continuamente los niveles de glucosa en sangre y calcular la cantidad de insulina necesaria para dispensarla a través de una bomba de insulina.
    Para las personas con diabetes tipo 1, ya existe en el mercado el primer páncreas artificial. El dispositivo ajusta automáticamente cada cinco minutos las dosis de insulina en función de los niveles de glucosa en sangre. Para calcularlos, se coloca un pequeño sensor debajo de la piel. El dispositivo tiene una batería recargable con una autonomía de siete días y utiliza un algoritmo para ayudar a medir los picos de glucosa.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *