Qué implante estético elegir

Todos los implantes quirúrgicos utilizados para modelar una o más partes del cuerpo se consideran implantes estéticos —excluyendo las prótesis dentales—. Su propósito es exclusivamente estético y no pretenden devolver las funciones deterioradas.

Ver implantes estéticos

  • ¿Qué tipos de implantes estéticos existen?

    Prótesis testiculares de la marca Coloplast

    Prótesis testiculares de la marca Coloplast

    Los implantes cosméticos se pueden clasificar en varias categorías: implantes faciales, implantes mamarios, implantes pectorales y abdominales, implantes testiculares e implantes de las extremidades superiores e inferiores.

    • Implantes faciales: estos implantes pueden dar forma a varias partes del rostro, como la frente, el dorso nasal, las sienes, los pómulos, la mandíbula, los labios o el mentón.
    • Implantes mamarios: estos implantes permiten remodelar los senos o aumentar su volumen.
    • Implantes pectorales y abdominales: los implantes pectorales para hombres proporcionan un torso tonificado y moldeado. Los implantes abdominales, tanto para hombres como para mujeres, hacen que estos músculos sean visibles tras eliminarse la grasa superficial.
    • Implantes testiculares: estos implantes permiten restablecer la simetría entre los testículos, por ejemplo.
    • Implantes de los miembros superiores e inferiores: estos implantes están diseñados para aumentar el volumen muscular de las extremidades. Pueden insertarse en el músculo glúteo, en la pantorrilla, en los bíceps o los tríceps.
  • ¿Cuáles son los criterios a la hora de elegir un implante mamario?

    Varios criterios son decisivos a la hora de elegir un implante mamario. Para conseguir el resultado estético deseado, el profesional deberá tener en cuenta la forma del implante, la zona de colocación y el punto de incisión, su volumen, su textura externa y, por tanto, su adherencia a los tejidos, el material de relleno y, por último, la proyección.

    Prótesis mamaria de la marca GC Aesthetics

    Prótesis mamaria de la marca GC Aesthetics

    • Forma del implante: puede ser anatómica o redonda. Los implantes anatómicos emulan la forma de la mama. A menudo se eligen por su efecto natural: la mama está más rellena en la baste y ligeramente curvada en la parte superior; si bien, los implantes redondos de proyección media pueden producir un efecto similar. Los implantes redondos serán más adecuados para pacientes con senos caídos porque corrigen el defecto de volumen en la parte superior del seno.
    • Zona de colocación: la posición del implante dependerá de la morfología de la paciente y del grosor del tejido mamario. Existen dos tipos de colocación:
      • Retropectoral: el implante se coloca debajo del músculo pectoral mayor. La principal ventaja es que el implante es menos visible, menos palpable y las mamas conservan su aspecto natural. Además, el riesgo de contracturas capsulares —o capsulitis retráctil— es menor y las mamografías son más fáciles de realizar.
        Sin embargo, el procedimiento para la colocación del implante puede ser más largo y doloroso y la recuperación del paciente puede llevar más tiempo. Estos procedimientos son más apropiados para pacientes con tejido mamario delgado.
      • Prepectoral: el implante se coloca por encima del músculo pectoral y por debajo de la glándula mamaria. El procedimiento es más rápido, menos doloroso, y la convalecencia más corta. Debido a la propia posición del implante, el seguimiento quirúrgico se simplifica.
        Por otro lado, no obstante, el implante es más visible a simple vista, el riesgo de contractura capsular es mayor y las mamografías resultan más difíciles de realizar. Podrá contraindicarse el procedimiento si el tejido mamario es demasiado delgado.
    Prótesis mamaria de paredes lisas de la marca MENTOR®

    Prótesis mamaria de paredes lisas de la marca MENTOR®

    • Punto de incisión: el punto de incisión puede ser periareolar, axilar o inframamario.
      • Periareolar: la incisión alrededor de la areola es relativamente invisible, aunque puede provocar pérdida de sensibilidad, infecciones o problemas de lactancia.
      • Axilar: la incisión debajo de la axila permite al cirujano utilizar instrumentos menos invasivos. El procedimiento no afectará la capacidad de la paciente para amamantar. Por otro lado, como el procedimiento es más complicado, puede llevar a un posicionamiento incorrecto del implante o incluso a su alteración en el momento de la colocación.
      • Inframamario: el acceso al área de posicionamiento del implante es mucho más fácil, pero la cicatriz en el surco submamario es generalmente más visible.
    • Volumen: los implantes de gran volumen no garantizan necesariamente la prominencia pronunciada de los senos porque el resultado depende en particular de otros factores, como la silueta o la morfología de la paciente. El cirujano plástico es el único que puede determinar el volumen más adecuado atendiendo a los deseos de la paciente. El peso del implante también dependerá del volumen.
    • Textura externa y adhesión a los tejidos: los implantes mamarios pueden ser lisos o texturizados. La adhesión del implante a los tejidos circundantes dependerá de la textura externa, por lo que cuanto mayor sea su adhesión, menor será el riesgo de rotación de la prótesis.
    • Material de relleno: el material de relleno para los implantes mamarios puede ser de dos tipos.
      • Una cubierta de silicona rellena de solución salina: la solución salina es radiotransparente, lo que hace que el implante sea más compatible con la detección y el diagnóstico de las enfermedades mamarias.
      • Una cubierta de silicona rellena de gel de silicona: el gel de silicona es más viscoso y menos líquido que la solución salina, lo que permite que el implante permanezca estable y mantenga mejor su forma.
    • Proyección: es la prominencia del implante en relación con la pared torácica. Existen diferentes proyecciones —baja, baja-media, media, alta y extra—.

    Criterios a la hora de elegir un implante mamario:

    • Forma del implante.
    • Zona de colocación.
    • Punto de incisión.
    • Volumen.
    • Textura externa.
    • Material de relleno.
    • Proyección.
  • ¿Cuál es la vida útil de un implante mamario?

    La vida útil de un implante mamario suele ser de entre siete y diez años. Sin embargo, se aconseja realizar un examen clínico y morfológico —ultrasonido y mamografía, según proceda— cada año como medida de precaución para detectar la aparición de cualquier anomalía. Este examen es aún más necesario a partir de los 45 años

    Cabe señalar que las nuevas prótesis mamarias, llamadas «de última generación», están garantizadas de por vida, pero todavía no se tiene la suficiente perspectiva para estimar la vida útil real de estos implantes.

    Independientemente de la vida útil de la prótesis, el cirujano no deberá reemplazar una prótesis que no presente anomalías. La sustitución de la prótesis solo debe proponerse en caso de problemas —rotura, desinflado, contractura capsular— o si la paciente desea cambiar el volumen del implante.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *