Qué estimulador cardíaco implantable elegir

Un estimulador cardíaco implantable es un dispositivo médico que se implanta en pacientes que sufren trastornos del ritmo cardíaco, provocados principalmente por problemas de inervación del corazón.

 

Ver estimuladores cardíacos implantables

  • ¿Qué patologías se tratan por medio de un estimulador cardíaco implantable?

    ICD de la marca Biotronik

    ICD de la marca Biotronik

    El estimulador cardíaco implantable está diseñado para pacientes que sufren patologías como bradicardia, taquicardia, arritmia, paro cardíaco repentino, insuficiencia cardíaca y fibrilación auricular.

    • Bradicardia: enfermedad asociada con un latido anormalmente lento. Para esta patología, se implanta un dispositivo llamado marcapasos en el corazón del paciente. El corazón de un adulto sano late una media de entre 50 y 80 veces por minuto. En caso de braquicardia, el corazón late menos de 50 veces por minuto y es incapaz de bombear suficiente sangre rica en oxígeno para abastecer al resto del cuerpo.
    • Taquicardia: enfermedad asociada a una frecuencia cardíaca anormalmente alta de más de 100 latidos por minuto en estado de reposo. El corazón no es capaz de bombear sangre de forma eficaz al resto de órganos. Para esta patología, se implanta un desfibrilador cardioversor implantable (ICD, por sus siglas en inglés).
    • Arritmia: trastorno asociado a un ritmo cardíaco irregular, que provoca que el corazón no bombee eficazmente. Para esta patología, se recurre a un dispositivo de terapia de resincronización cardíaca (CRT, por sus siglas en inglés).
    • Fibrilación auricular: es la forma de arritmia cardíaca más frecuente, producida por contracciones auriculares rápidas y descoordinadas. Para esta patología, puede recurrirse a un marcapasos con terapia de resincronización cardíaca (CRT-P, por sus siglas en inglés).
    • Paro cardíaco repentino: se recurre a un desfibrilador cardioversor implantable (ICD).
    • Insuficiencia cardíaca: producida por un músculo cardíaco dañado que ha dejado de bombear de manera eficaz. Para esta patología, se utiliza un desfibrilador con terapia de resincronización cardíaca (CRT-D, por sus siglas en inglés).
  • ¿Qué tipos de estimuladores cardíacos implantables existen?

    Marcapasos de la marca Vitatron

    Marcapasos de la marca Vitatron

    Hay tres tipos principales de estimuladores cardíacos implantables: los dispositivos de terapia de resincronización cardíaca (CRT), los marcapasos y los desfibriladores cardioversores implantables (ICD).

    • Dispositivos de terapia de resincronización cardíaca (CRT): un dispositivo CRT envía pequeños impulsos eléctricos a las dos cavidades inferiores del corazón para ayudarlas a latir de manera sincronizada. Esto permite que el corazón bombee mejor la sangre oxigenada a todo el cuerpo. Pueden utilizarse dos tipos de dispositivos, dependiendo del grado de insuficiencia cardíaca del paciente:
      • Marcapasos con terapia de resincronización cardíaca (CRT-P).
      • Desfibrilador con terapia de resincronización cardíaca (CRT-D).
    • Marcapasos: un marcapasos es un dispositivo que envía señales eléctricas al corazón para aumentar su frecuencia cardíaca, aliviando así los síntomas de la bradicardia.
    • Desfibriladores cardioversores implantables (ICD): un dispositivo ICD se utiliza para controlar el ritmo cardíaco de un paciente las 24 horas del día sin interrupción. Si el ritmo cardíaco se acelera o es irregular, el dispositivo envía pequeñas señales eléctricas para corregir el ritmo cardíaco anormal. Si continúa acelerado, el ICD envía una descarga eléctrica al corazón para restituir el ritmo normal.
  • ¿Cómo se implanta un estimulador cardíaco?

    CRT-D de la marca Medtronic

    CRT-D de la marca Medtronic

    La implantación de un estimulador cardíaco se realiza por vía subcutánea en el área infraclavicular del paciente, sin necesidad de recurrir a una operación a corazón abierto. El alta médica suele darse en las 48 horas siguientes a la intervención. La intervención suele durar aproximadamente una hora y consta de las siguientes etapas:

    • Se administra un anestésico local, o general si fuera necesario, al paciente.
    • Se hace una incisión de 5-10 cm de largo en la parte superior del pecho, justo debajo de la clavícula.
    • Se coloca uno o más electrodos en el interior de una vena (vena femoral o subclavia) hasta desembocar en el corazón y después se conectan estos electrodos al estimulador cardíaco.
    • Se programa y se verifica que el estimulador cardíaco funcione correctamente. A continuación, se introduce el dispositivo, normalmente en posición retropectoral.
    • Para finalizar, se sutura la incisión.
  • ¿Cuál es la duración de la batería de un estimulador cardíaco implantable?

    La batería de un estimulador cardíaco, fabricada de yoduro de litio, dura una media de entre seis y ocho años y pesa menos de 30 g.

    La sustitución de esta batería suele requerir una nueva incisión en la piel, en el lugar de la primera incisión. Solo se reemplaza la caja. Los electrodos, en cambio, se utilizan de manera indefinida debido al alto riesgo que supone extraerlos, a menos que haya complicaciones puntuales, como una infección.

  • ¿Cuáles son los riesgos asociados a la implantación de un estimulador cardíaco?

    Existen riesgos que pueden ocurrir durante o después de la implantación del estimulador cardíaco.

    • Riesgos durante el proceso de implantación:
      • Riesgos asociados con la anestesia.
      • Hemorragia.
      • Daños causados a las estructuras adyacentes (tendones, músculos, nervios).
      • Punción pulmonar o venosa.
      • Daños causados al corazón (perforación o lesión en los tejidos).
      • Arritmias peligrosas.
      • Crisis cardíaca.
      • Formación de coágulos de sangre.
      • Accidente cerebrovascular.
      • Fallecimiento.
    • Riesgos posteriores a la implantación:
      • Infección.
      • Erosión cutánea del área cercana al aparato.
      • Desplazamiento del dispositivo.
      • Desplazamiento de los electrodos colocados en el corazón.
      • Irritación del tejido circundante, el tejido del corazón y los nervios inclusive, causada por los electrodos o los impulsos de estimulación.
      • Disfunción del aparato provocado por una descarga mecánica o una interferencia electromagnética.
Guías relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *