Qué prenda de protección radiológica elegir

Se considera prenda de protección radiológica cualquier pieza de ropa que reduzca significativamente la exposición del personal médico o de los pacientes a las radiaciones ionizantes.

Ver prendas de protección radiológica

  • ¿Qué tipos de piezas de ropa de protección radiológica existen?

    Los delantales son la prenda de protección radiológica más común, ya que cubren gran parte del cuerpo. Existen también prendas destinadas a proteger una parte específica del cuerpo del profesional o del paciente, como los collarines protectores de tiroides, los protectores gonadales, los guantes, etc. A continuación, presentamos brevemente los principales tipos de prendas de protección radiológica:

    Delantal de protección radiológica de la marca Lite Tech.

    Delantal de protección radiológica de la marca Lite Tech.

     

     

     

     

     

  • ¿Qué otros criterios deben tenerse en cuenta en la elección de una prenda de protección radiológica?

    Son seis los criterios principales que van a determinar la elección de la vestimenta de protección radiológica: el nivel de protección, la zona del cuerpo que debe protegerse, el peso de la prenda protectora, los accesorios disponibles, los usuarios y el precio.

    • Nivel de protección: el nivel de protección de la prenda depende de la densidad y el espesor del blindaje. Este último se mide en términos de equivalencia del espesor del plomo (0,25 mm, 0,35 mm y 0,5 mm). Para saber cuál es el nivel de protección que necesita, deberá considerar varios factores, como la frecuencia y el tiempo de exposición, la posición y la distancia de la fuente de radiación, el equipo de protección colectivo, etc.
    • Zona de protección: Algunas prendas protegen una zona del cuerpo muy concreta, otras la parte delantera, trasera o lateral del cuerpo, y hay otras que ofrecen incluso una protección más completa. La elección depende del tipo de procedimiento que se va a realizar. Los delantales con collarín protector de tiroides y falda integrados, por ejemplo, protegerán la mayor parte del cuerpo hasta las rodillas.
    • Peso y confort: el peso de la prenda de protección radiológica es un criterio de elección muy importante, ya que influye en gran medida en la comodidad de quien lo usa. Se han introducido en el mercado nuevos materiales de protección radiológica altamente eficaces y ligeros (véase la siguiente sección de la guía).
    • Accesorios: existen diversos accesorios que pueden complementar y optimizar las prendas de protección radiológica. Los delantales, por ejemplo, pueden ponerse con un collarín protector de tiroides que cubra toda la zona del cuello, o incluso con mangas o también una falda que proteja la parte inferior del cuerpo hasta las rodillas. El uso de un cinturón permite distribuir de forma más equilibrada el peso de los delantales entre los hombros y las caderas.
    • Usuarios: existen prendas de protección radiológica específicas para el personal sanitario o para los pacientes, para adultos o niños, para personas con sobrepeso, etc.
    • Precio: el precio dependerá del tipo de prenda y, principalmente, de su composición. Las prendas con un 100% de plomo son más pesadas que aquellas realizadas con materiales compuestos, pero tienen un precio más accesible.
    Gafas de protección radiológica de la marca MAVIG

    Gafas de protección radiológica de la marca MAVIG

  • ¿En qué materiales se hacen las prendas de protección radiológica?

    Las prendas de protección radiológica pueden fabricarse con un 100% de plomo, con materiales compuestos o incluso sin plomo.

    • 100% de plomo: las prendas de protección radiológica fabricadas con un 100% de plomo son las más utilizadas y, generalmente, las más baratas. 100% de plomo: las prendas de protección radiológica fabricadas con un 100% de plomo son las más utilizadas y, generalmente, las más baratas. Estas prendas ofrecen una excelente protección, pero son más pesadas que aquellas hechas con otros materiales. Son adecuadas para realizar procedimientos de breve duración. El peso de la prenda variará naturalmente en función de la talla y del nivel de protección que ofrece.
    • Materiales compuestos: están compuestas por vinilo y plomo o por caucho y plomo. El espesor de la prenda determina el grado de protección radiológica. Pueden ser hasta un 25% más ligeras que las compuestas enteramente de plomo. Son adecuadas para procedimientos de corta a mediana duración.
    • Sin plomo: las prendas libres de plomo están compuestas por una aleación a base de metales que atenúan la radiación, como el estaño, el antimonio, el tungsteno o el bismuto. Pueden reciclarse sin riesgo de intoxicación. Son particularmente adecuadas para procedimientos de larga duración.
  • ¿Por qué usar prendas de protección radiológica?

    La radiación emitidas por fuentes radiactivas producen diversos efectos en las moléculas, células y tejidos del cuerpo humano. Los tres efectos principales son:

    • Efectos moleculares: la radiación puede dañar todas todas las moléculas de una célula viva. El ADN, en particular, puede verse gravemente dañado por la radiación ionizante.
    • Efectos celulares: las lesiones en el ADN pueden llevar a la muerte o a la mutación de células.
      • Muerte de las células: en los casos en los que son pocas las células destruidas, el organismo podrá generar otras y compensar el daño sufrido. En cambio, si un gran número de células se han destruido, el organismo sufrirá secuelas y, en los casos más graves, el organismo no podrá resistir y morirá.
      • Mutación de las células: las células que sufren mutación pueden ser destruidas naturalmente por el propio sistema inmunológico. Cuandos las células sobreviven al ataque del sistema inmunológico, se vuelven parcial o completamente disfuncionales. La disfunción celular está al origen de cánceres, de casos de infertilidad y de otros problemas provocados por la alteración genética.
    • Efectos tisulares: suelen ser el resultado de la destrucción simultánea de un gran número de células.
  • ¿Cuáles son las partes del cuerpo más sensibles a la radiación?

    No todas las células del cuerpo humano tienen la misma sensibilidad a la radiación. De forma general, puede decirse que la radiosensibilidad de una célula es proporcional a su capacidad de división e inversamente proporcional a su grado de diferenciación (madurez celular). Las células madre, que son inmaduras e indiferenciadas, son muy sensibles a las radiaciones. Podemos distinguir las partes del cuerpo según su grado de radiosensibilidad:

    • Radiosensibilidad elevada: células madre, órganos linfoides, médula ósea, sangre, testículos y ovarios (gametos), intestinos, piel, otros órganos con revestimiento epitelial, etc.
    • Radiosensibilidad media: cristalino, estómago, cartílago y huesos en fase de crecimiento, etc.
    • Radiosensibilidad baja: cartílagos y huesos adultos, glándulas salivales, órganos del sistema respiratorio, riñones, hígado, páncreas, músculos, cerebro, etc.
    Collarín de tiroides de protección radiológica de la marca MAVIG

    Collarín de protección radiológica de tiroides de la marca MAVIG

Guías relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *