Qué placa ósea elegir

Una placa ósea es un implante que se atornilla a un hueso, una articulación o varios segmentos óseos. Se utiliza para reducir una fractura ósea o corregir una deformidad ortopédica.

Placas óseas: ver productos

  • ¿Cuáles son los principales tipos de placas óseas?

    Existen tres tipos principales de placas óseas: placas de compresión, placas de artrodesis y placas de osteotomía.

    • Placas de compresión: estas placas se utilizan para las lesiones traumáticas en huesos.
    • Placa de artrodesis: estas placas se utilizan para estabilizar o inmovilizar una articulación que ha sufrido un traumatismo.
    • Placa de osteotomía: estas placas se utilizan para realizar alargamientos óseos y corregir ciertas deformidades ortopédicas.

    Según el caso, la placa ósea debe permitir:

    • La reducción de la fractura, para restaurar la morfología del hueso, es decir, la longitud y la alineación del hueso;
    • La fijación de la fractura, para asegurar la estabilidad absoluta o relativa;
    • La movilización temprana de la zona afectada, con vistas a la recuperación total del paciente;
    • La preservación de la vascularización de los tejidos blandos y del hueso.

       Placa de osteotomía de la marca Arthrex

      Placa de osteotomía de la marca Arthrex

  • ¿Qué criterios tener en cuenta para elegir una placa ósea?

    Existen varios criterios que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir una placa ósea, como el uso previsto, si se busca una placa bloqueada o no, la geometría de los agujeros y los materiales de los que está hecha.

    • Uso previsto: compresión, artrodesis u osteotomía;
    • Parte del hueso afectado;
    • Lado en que se situa el hueso (derecho o izquierdo);
    • Placa bloqueada o no bloqueada ;
    • Geometría de los agujeros ;
    • Perfil de la placa;
    • Forma y tamaño de la placa;
    • Placa con ranuras o placa lisa;
    • Materiales de fabricación.

       Placa de compresión para tibia de la marca Depuy Synthes

      Placa de compresión para tibia de la marca Depuy Synthes

  • ¿Placas óseas bloqueadas o no bloqueadas?

    Existen placas bloqueadas, cuyos agujeros tienen una rosca interna para fijar los tornillos, y placas no bloqueadas. Cada una presenta diferentes ventajas.

    Ventajas de las placas óseas bloqueadas:

    • No requiere contacto con el hueso: como la placa bloqueada no necesita estar en contacto con el hueso, no es necesario colocarla con mucha precisión para lograr una reducción suficiente de la fractura.
    • Menor daño en el hueso: el sistema de placas bloqueadas causa menos daño al hueso cortical subyacente que las placas convencionales, que comprimen la placa contra el hueso cortical.
    • Bajo riesgo de aflojamiento de los tornillos: el riesgo de que se aflojen los tornillos es menor con las placas óseas bloqueadas. Por lo tanto, también se reduce el riesgo de complicaciones inflamatorias que pueden derivar de este aflojamiento de los tornillos.

    La principal ventaja de las placas óseas no bloqueadas es la mayor angulación posible al colocar los tornillos.

  • ¿Placas óseas simétricas o asimétricas?

    Podemos distinguir las placas óseas en función de la geometría de sus agujeros, que pueden ser simétricos o asimétricos.

    • Placas con agujeros simétricos: en la mayoría de las placas de compresión, los agujeros son simétricos, lo que permite la compresión en ambos sentidos.
    • Placas con agujeros asimétricos: algunas placas de compresión tienen, sin embargo, agujeros asimétricos, que permiten la compresión unidireccional del hueso. Estas placas se colocan de forma que su sección intermedia quede a la altura de los fragmentos que se van a comprimir. Suelen ofrecer una mayor libertad de posicionamiento.
  • ¿De qué materiales están hechas las placas óseas?

     Placa de reconstrucción mandibular de la marca Stryker

    Placa de reconstrucción mandibular de la marca Stryker

    El metal y los polímeros biorreabsorbibles son los materiales más utilizados en las placas óseas.

    • Metal: hay placas óseas de acero inoxidable y de titanio.
    • Polímeros biorreabsorbibles: hay placas óseas de carbonato de trimetileno (TMC), ácido poliglicólico (PGA), ácido poliláctico (PLA) y sus derivados (LPLA, DLPLA).
  • ¿Placas óseas metálicas o reabsorbibles?

    A continuación, se enumeran las ventajas y desventajas respectivas de las placas metálicas y de las placas reabsorbibles.

    Placas óseas metálicas:

    Ventajas: 

    • Gran resistencia mecánica a la torsión y al aplastamiento;
    • Amplia disponibilidad de estas placas y sus respectivos tornillos, ya que son los más comunes.

    Desventajas:

    • Riesgo de alergias y de infecciones;
    • Efectos mutagénicos de ciertos metales en los tejidos;
    • Riesgos de interferencia en pruebas de diagnóstico por imagen (rayos X o IRM);
    • Palpabilidad significativa del implante;
    • Puede ser necesario tener que volver a operar para retirar la placa y los tornillos;
    • Sensibilidad a las variaciones de temperatura.

    Placas óseas reabsorbibles:

    Ventajas:

    • Posibilidad de cortar las placas a medida antes de la operación;

    Desventajas:

    • Menor resistencia mecánica;
    • Menor estabilidad de la placa y de los tornillos;
    • Lento proceso de reabsorción;
    • Uso limitado a determinados procedimientos de osteosíntesis;
    • Elección limitada de materiales biodegradables.

       Placa de compresión reabsorbible de la marca Inion

      Placa de compresión reabsorbible de la marca Inion

Guías relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *